Seguro de Viudedad Orfandad
Seguro de Viudedad Orfandad

"Protege a tus hijos. Garantiza sus estudios y su futuro"

Garantiza a los beneficiarios, un capital o renta mensual contratada, si el asegurado fallece, por cualquier causa, con anterioridad al vencimiento del contrato.

Simulador



Calcula tu cuota con nuestro simulador

Calcular Prima

Información general

Con Ventajas Fiscales

Primas constantes y mensuales

Reducción de la Base imponible del IRPF

Viudedad - Pensión Vilaticia

Orfandad - Pensión hasta los 25 años

Objeto del Seguro

El Seguro de Viudedad Orfandad garantiza una pensión mensual a la familia del asegurado (al cónyuge/pareja y/o hijos) en caso de que éste fallezca por cualquier causa.

Modalidades

El seguro tiene dos modalidades que pueden contratarse de forma conjunta o separada

  • Seguro VIUDEDAD. Pensión mensual vitalicia para el cónyuge/pareja.
  • Seguro ORFANDAD. Pensión mensual para cada hijo hasta que cumplan 25 años (*)

Adicionalmente, la opción “ORFANDAD ABSOLUTA” traslada la pensión de viudedad a los hijos de los beneficiarios en caso de fallecimiento de los dos cónyuges, hasta cumplir cada hijo los 25 años (*). Para optar a ella, es necesario tener contratadas las dos modalidades “Viudedad” y “Orfandad” en conjunto.

(*) En caso de existir hijos con discapacidad, la prestación de orfandad es vitalicia.

Capital

No existe límites máximos a asegurar

Pensión mensual a definir libremente por el asegurado, pudiendo ser diferente para cada uno de los beneficiarios.

Primas

Las primas son CONSTANTES desde la fecha de contratación hasta el plazo contratado, dependiendo de la edad actuarial (*) del asegurado y de los beneficiarios en la fecha de contratación.

El pago de las primas es MENSUAL

(*) Edad actuarial. Edad del cumpleaños más cercano a la fecha de contratación

Adhesion

Pueden adherirse voluntariamente al seguro de viudedad orfandad las personas entre 18 y 70 años

Es necesario rellenar Solicitud de Adhesión + Declaración de Salud

Fiscalidad

El régimen tributario aplicable a los seguros de vida se contiene, en términos generales y dependiendo de cada caso y circunstancias concurrentes, en los siguientes impuestos:

  • Impuesto sobre primas de seguro
  • Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas
  • Impuesto sobre la Renta de no residentes
  • Impuesto sobre Patrimonio
  • Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones
  • Impuesto sobre Sociedades (cuando el tomador sea persona jurídica)

A los mutualistas que sean no residentes en España, les será de aplicación la normativa que regula el Impuesto sobre la Renta de No Residentes, sus normas subsidiarias y en su caso, tratados internacionales suscritos por el Reino de España con otros países para evitar la doble imposición.

Los mutualistas residentes a efectos tributarios en Navarra, Álava, Guipúzcoa y Vizcaya, les será de aplicación la legislación sobre imposición personal que corresponda en cada momento y territorio.

Las primas abonadas por los mutualistas podrán ser objeto de reducción en la base imponible del IRPF en los términos y bajo las exigencias y consecuencias que establece la citada Ley 35/2006 del IRPF.

Las prestaciones derivadas del contrato de seguro podrán tributar, dependiendo de la contingencia producida y de los elementos personales del mismo, de la siguiente manera:

  • Por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, como rendimientos del trabajo o como rendimientos de capital mobiliario.
  • Por el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, como sucesión “mortis causa” o como donación “inter vivos”.

Pago del Capital

En caso de que se produzca el Fallecimiento del Asegurado, se deberá remitir a la MUTUALIDAD la solicitud de prestación, junto con los siguientes documentos justificativos:

  • Fotocopia compulsada del N.I.F. o en su caso N.I.E.
  • Los datos que acrediten la condición de Beneficiario del solicitante de la prestación y que justifiquen su derecho.
  • En el caso de designación de los herederos legales o en cualquier otro caso en el que sea preciso acreditar la condición de Beneficiario, Certificado del Registro General de Actos de Última Voluntad, copia del último testamento, Acta de Notoriedad o Auto Judicial de Declaración de Herederos del Asegurado, según proceda.
  • Acreditación de la titularidad e Identificación de la cuenta corriente bancaria donde se desee que se transfiera el importe de la prestación correspondiente.
  • La documentación legal exigible en ese momento a efectos tributarios.
  • La Póliza y último recibo de prima satisfecho
  • Certificado literal de defunción del Asegurado.
  • Certificado del médico que haya asistido al Asegurado, indicando el origen, evolución y naturaleza de la enfermedad o accidente que le causó la muerte.